La plataforma Quibi anuncia su cierre definitivo

Debido a problemas de crecimiento, Quibi, una plataforma de transmisión de formato corto estadounidense, se está cerrando, según varios informes. La startup, cofundada por Jeffrey Katzenberg y Meg Whitman, había recaudado casi 2 mil millones de dólares en su vida como empresa privada.

Los prolíficos esfuerzos de recaudación de fondos de la compañía abarcaron instituciones prominentes de capital privado, capital de riesgo y Hollywood, todas apostando por la capacidad de Katzenberg para ofrecer otro éxito. Los patrocinadores de la startup incluyeron a Alibaba, Madrone Capital Partners, Goldman Sachs y JPMorgan, así como a Disney, Sony Pictures, Viacom, WarnerMedia y MGM, entre otros.

Quibi pretendía ser el HBO de los smartphones para los YouTubers y Snaps del mundo, que producen contenido convencional con un presupuesto reducido. Los inversores y expertos cuestionaron la capacidad de la empresa para monetizar esta visión, y poco después del lanzamiento quedó claro que la compañía había calculado mal.

Los rumores de que Quibi iba a cerrar comenzaron a principios de esta semana. The Information escribió que Katzenberg había realizado declaraciones dentro de la industria de que la compañía podría necesitar cerrar, luego de presentarse sin éxito como una adquisición a Apple, Facebook y Warner Media.

En sus primeros meses Quibi se descargó 3,5 millones de veces y tenía 1,5 millones de usuarios activos. Si bien esas cifras no están nada mal, la compañía tuvo que ajustar sus proyecciones originales, procurando llegar a 7 millones de usuarios y 250 millones de dólares en ingresos por suscriptores en su primer año. Katzenberg admitió que el lanzamiento no salió según lo planeado y culpó al coronavirus de los desafíos de la aplicación de transmisión.

La compañía se expandió en Australia en agosto, pero no está claro si el ajuste en el modelo de negocio trajo el éxito de Quibi o si los problemas de la aplicación tuvieron que ver con el modelo de negocio en primer lugar.

Las ganancias de Netflix de principios de esta semana sugieren que el auge del entretenimiento pandémico se está desacelerando. Las acciones de la popular plataforma streaming cayeron fuertemente ayer después de que publicó su informe de ganancias. Esos números demuestran también lo concurrido que se ha vuelto el mercado de contenido de video por suscripción en los últimos 12 meses, con jugadores como Apple, Disney, HBO y NBC, cada uno lanzando nuevos servicios y gastando colectivamente miles de millones para adquirir derechos de éxitos televisivos anteriores.

Vía – Techcrunch

Jeremías Rodríguez

Profesor de Historia. Amante de los libros, la tecnología y el buen café.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por favor no copies mi contenido sin permiso!