10 pasos para revisar la accesibilidad de una página web

En primer lugar, aclarar que el proceso de auditoría de la accesibilidad web no es algo que sea siempre fijo, sino que puede variar de un sitio web a otro, pero en general estos serían los 10 pasos que según mi criterio no deberían faltar a la hora de revisar la accesibilidad de un sitio web:

1.- Usar como mínimo dos validadores automáticos.

Un validador automático es un programa que revisa una página web y nos informa de los resultados de esa revisión. En el caso de un validador automático de accesibilidad, la aplicación revisa diversos puntos conflictivos con la accesibilidad y presenta un informe con los resultados.

Link | Hera 2.0 Beta
Link | T.A.W.

2.- Revisión manual de los posibles problemas de accesibilidad que no revisan los validadores automáticos.

Hoy problemas de accesibilidad que ahora mismo no pueden ser revisados por ningún validador automático, por tanto, esto problemas deberán ser revisados manualmente. Por ejemplo, la idoneidad de los textos alternativos para las imágenes.

3.- Revisar el uso del color dentro de las páginas.

Nos debemos centrar en dos casos fundamentalmente: si se ofrece información basándose únicamente en el color y la revisión del contraste entre fondo y forma. Para lo primero, tendremos que revisarlo manualmente, mientras que para lo segunda tenemos varias herramientas: Colour Contrast Analyser, Vischeck, Color Vision, etc.

4.- Probar la página con las imágenes deshabilitadas.

Esto se puede hacer tanto deshabilitando las imágenes de un navegador visual o usando navegadores de texto (Lynx, Opera en su opción de sólo texto).

5.- Probar la página con el sonido desconectado.

Esto afecta a las personas con discapacidades auditivas, a ordenadores sin placa de sonido o sin altavoces o a usuarios que usan los ordenadores en ambientes ruidosos (o silenciosos).

6.- Probar la páginas con Javascript deshabilitado.

Hay usuarios que en sus ordenadores no permiten javascript, por tanto si usamos esta tecnología deberemos de dar una alternativa.

7.- Probar la página sólo con el teclado.

Hay usuarios que no pueden manejar el ratón y usan el teclado para navegar, por tanto, no podemos olvidarnos de estas personas.

8.- Revisa que tu página cumpla con los estándares web.

Usar siempre el validador del W3C.

9.- Probar la página con distintos navegadores, desde diversos sistemas operativos y desde distintos hardware.

Si no se dispone de esta opción, usar herramientas que te simulan esto, como por ejemplo http://browsershots.org/.

10.- Hacer pruebas de usuario con personas con distintos problemas de discapacidad (visuales, motrices, cognitivos) que prueben la página.

Fuente: AccesibilidadWeb

Latest Comments
  1. carmen
  2. jho
  3. lucas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *