Amazon deberá pagar una multa record por violaciones de datos en Europa

Amazon recibió, silenciosamente, un duro golpe a principios de este mes, ya que la compañía recibió la multa más grande de la historia por violaciones de protección de datos en Europa. El 16 de julio, la autoridad de protección de datos de Luxemburgo le dijo a Amazon que tendría que pagar una multa de 746 millones de euros (888 millones de dólares) por violar las estrictas leyes de protección de datos de la UE, conocidas como GDPR.

La multa provino de la CNPD de Luxemburgo luego de una investigación sobre la forma en que Amazon procesa los datos de los clientes, y fue revelada en una presentación regulatoria de la compañía el viernes, según Bloomberg.

Su investigación sobre Amazon se basó en una denuncia de 2018 del grupo de privacidad francés La Quadrature du Net. El grupo dice que representa los intereses de miles de europeos para garantizar que sus datos no sean utilizados por las grandes empresas tecnológicas para manipular su comportamiento con fines políticos o comerciales.

Amazon está bajo un escrutinio cada vez mayor tanto en Estados Unidos como en el extranjero por la forma en que utiliza los datos de los clientes. A los reguladores les preocupa que las políticas de procesamiento de datos de la compañía no solo puedan violar las protecciones de privacidad de los consumidores mientras compran en línea, sino que podrían darle a la compañía una ventaja sobre los competidores que operan en su mercado. Mientras tanto, Amazon desea que los clientes sepan que sus datos están seguros y, a diferencia de muchas multas de GDPR, esta no se ha emitido debido a una violación de datos.

Mantener la seguridad de la información de nuestros clientes y su confianza son las principales prioridades, dijo un portavoz de Amazon en un comunicado el viernes. No ha habido filtración de datos y no se han expuesto datos de clientes a terceros. Estos hechos son indiscutibles.

En 2018, las autoridades de protección de datos de toda Europa recibieron mayores poderes para controlar a las empresas que no protegieron los datos de las personas o los usaron de manera adecuada con la introducción del GDPR. Si las empresas no cumplen con sus obligaciones, el regulador nacional del país europeo en el que tienen su sede tiene la capacidad de imponer multas de hasta el 4% de los ingresos globales. Como Amazon tiene su sede en Luxemburgo, corresponde a la CNPD decidir si la empresa cumple con las reglas.

El portavoz de Amazon dijo que la compañía está en total desacuerdo con el fallo y planea apelar. “La decisión relativa a cómo mostramos a los clientes publicidad relevante se basa en interpretaciones subjetivas y no probadas de la ley de privacidad europea, y la multa propuesta es totalmente desproporcionada incluso con esa interpretación”, dijo.

Vía – Cnet

Jeremías Rodríguez

Profesor de Historia. Amante de los libros, la tecnología y el buen café.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.