Google retrasa hasta 2023 el plan para eliminar definitivamente las cookies en Chrome

Google retrasa su plan para eliminar las cookies de terceros en Chrome hasta mediados de 2023 en medio del rechazo de los reguladores y la industria publicitaria en general. El gigante buscador anunció por primera vez su iniciativa Privacy Sandbox en 2019 y al año siguiente reveló una fecha de implementación para 2022.

Como parte de los radicales cambios, Google reemplazará de manera efectiva el seguimiento de usuarios individuales con la orientación de anuncios basada en grupos. Otros, incluidos Apple, Microsoft y Mozilla, ya lo han hecho en sus respectivos navegadores. Aunque Google estaba ansioso por ponerse al día, incluso probando su tecnología de aprendizaje federado de cohortes (FLoC) en algunos usuarios de todo el mundo en marzo, ahora está desacelerando el ritmo.

Hoy, Google admitió que “necesita más tiempo en todo el ecosistema para hacerlo bien”. Y el reemplazo por completo las cookies se espera que se produzca a fines de 2023.

Para hacer esto, necesitamos avanzar a un ritmo responsable, permitiendo suficiente tiempo para la discusión pública sobre las soluciones correctas y para que los editores y la industria publicitaria migren sus servicios, dijo Vinay Goel, director de ingeniería de privacidad de Google. Esto es importante para evitar poner en peligro los modelos comerciales de muchos editores web que admiten contenido de libre acceso.

Actualmente, Google está probando cuatro de las 30 propuestas de Privacy Sandbox en lo que define como “áreas clave”, como la medición de anuncios, la relevancia de los anuncios y la detección de contenido y fraude. Una de estas pruebas fue la prueba FLoC antes mencionada, que Google dice que está en camino de completar en las próximas semanas.

Como parte de un proceso de implementación de dos etapas, Google planea implementar estas tecnologías en forma de API a partir de fines de 2022. Esta primera etapa tendrá una duración de nueve meses y dará a los anunciantes y editores tiempo para hacer el cambio, dijo la compañía. El siguiente paso marcará el comienzo del fin de las cookies de terceros a partir de mediados de 2023.

En el camino, Google prometió participar en discusiones transparentes e incorporar comentarios de partes externas, incluidos desarrolladores web, anunciantes, editores y reguladores. Los perros guardianes de la competencia le han dejado claro a Google que quieren recibir información sobre los cambios. La compañía ya se ha sometido a las demandas de la UK Competition and Market Authority para supervisar la revisión de la tecnología publicitaria. Mientras que varios estados de Norteamérica están investigando los cambios como parte de una demanda antimonopolio más amplia sobre el supuesto abuso de poder de Google, esta misma semana, la Comisión Europea lanzó su propia investigación para determinar si Google usa sus herramientas publicitarias y datos de usuario para obstaculizar a rivales más pequeños.

Vía – Engadget

Jeremías Rodríguez

Profesor de Historia. Amante de los libros, la tecnología y el buen café.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.